RWJ Health Connect | Patient PortalGo
  • 1-888-MD-RWJUH
  • YouTube

Respuesta a las recomendaciones de cribado mamográfico de la Sociedad Americana contra el Cáncer

[English]

Un equipo multidisciplinario de profesionales de la salud que se especializan en cáncer de mama se ha reunido recientemente en el Steeplechase Cancer Center del Robert Wood Johnson University Hospital Somerset para discutir las nuevas pautas de detección del cáncer de mama de la Sociedad Americana contra el Cáncer. Estas guías recomiendan que las mujeres con riesgo promedio de cáncer de mama pueden esperar hasta los 45 años para someterse a su primera mamografía. La Sociedad Americana contra el Cáncer también recomienda que a la edad de 55, las mujeres pueden comenzar una transición: realizarse un mamografía cada dos años en vez de anualmente. 

Nuestro grupo está formado por radiólogos, cirujanos reconstructivos y de mama, oncólogos médicos y de especializados en radiación, médicos de atención primaria, enfermeras, técnicos de mamografía, terapeutas físicos, administradores de hospitales e instaladores de pelucas y prótesis. 

Junto con el Colegio Americano de Radiología, Sociedad de Análisis de Imágenes Mamográficas, Congreso Americano de Obstetricia y Ginecología y Sociedad Radiologica de Nueva Jersey, por unanimidad continuamos recomendando las siguientes pautas de detección de cáncer de mama para las mujeres:
  1. Examen clínico de mama anual a partir de los 20 años de edad.
  2. Mamografía anual a partir de los 40 años de edad. Las mujeres con alto riesgo de cáncer de mama deben hablar con sus médicos sobre las pruebas de detección a una edad más temprana.
  3. Las mamografías anuales deben continuar en mujeres de edad avanzada. No hay una edad en la que se debe dejar de realizar la mamografía anual. Esto debe ser determinado por el paciente y su médico.

Reconocemos que en cualquier momento se pueden anunciar nuevas guías, lo cual puede ser confuso para los miembros de nuestra comunidad. Estamos comprometidos a ofrecerles a nuestros pacientes las recomendaciones más recientes para la prevención, educación y tratamiento tempranos. Nuestras recomendaciones se basan en nuestras experiencias de primera mano de la atención al paciente en nuestra comunidad, el análisis de la investigación revisada por pares y nuestra amplia formación en este tema específico de la salud. Nuestras recomendaciones se basan en lo siguiente:

Las mamografías son una herramienta efectiva.
La mamografía es un examen muy simple, eficaz, económico, seguro y ampliamente disponible. Se ha demostrado que salva vidas. Junto con los avances en el tratamiento del cáncer de mama, las mamografías han contribuido significativamente a disminuir las tasas de mortalidad por cáncer de mama.

Ahora, con la nueva tecnología 3D, la mamografía tiene el potencial de salvar más vidas. La mamografía 3D proporciona imágenes detalladas de última generación para ayudar a los radiólogos a identificar con mayor precisión el cáncer en sus primeras etapas y determinar de manera más precisa cuándo es necesario realizar una biopsia y cuando no lo es.

El cáncer de mama ha ido aumentando en las mujeres jóvenes. De acuerdo con un estudio publicado en la Revista de la Asociación Médica Estadounidense, la incidencia de cáncer de mama ha aumentado en las mujeres de entre 25 y 39 años de edad entre 1976 y 2009. Hay una variedad de factores que pueden aumentar el riesgo en las mujeres de desarrollar cáncer de mama. Los primeros períodos menstruales están empezando a edades más tempranas aumentando el riesgo de cáncer de mama. Las mujeres utilizan más comúnmente anticonceptivos y tratamientos de fertilidad que contienen hormonas que aumentan el riesgo de cáncer de mama. Retrasar el parto hasta después de 30 años de edad o no tener hijos también aumenta el riesgo de cáncer de mama. 

La detección temprana es la clave.
El objetivo de la revisión es para detectar un cáncer en sus primeras etapas, por lo tanto, salvar vidas. Tenemos miedo de que si las mujeres no se realizan sus mamografías anualmente, los cánceres se pueden encontrar en las etapas posteriores que requieren un tratamiento agresivo, que puede ser una carga importante para el paciente, sus cónyuges/parejas, hijos e incluso su trabajo. 

El cáncer de mama no conoce límites de edad. El riesgo de contraer cáncer de mama aumenta a medida que envejecemos.  Aunque el médico y el paciente pueden optar por renunciar a la mamografía a una edad determinada o si hay problemas médicos significativos, el examen clínico de los senos debe continuar.  

Los exámenes clínicos de mama son beneficiosos para todas las edades.
Los exámenes clínicos de los senos son una excelente oportunidad para las mujeres de todas las edades para hablar de la salud de sus senos con médicos y pacientes. Un examen físico rápido puede detectar un tumor en crecimiento y permitir que ese paciente pueda obtener un tratamiento más rápidamente. Si bien una cura puede que no sea un objetivo alcanzable en todos los pacientes, el crecimiento tumoral y la diseminación por lo general se pueden controlar.  Sin embargo, se puede controlar el dolor, mejorar el confort y reducir el riesgo de infección. Es muy recomendable que los exámenes clínicos de los senos puedan realizarse anualmente. 

Por encima de todo, alentamos a las mujeres a hablar con sus médicos sobre el riesgo de cáncer de mama, cómo realizar un autoexamen de mama y cuándo comenzar las mamografías.